Albatros, cantautor en Sevilla, escritor de lo inusual

Canciones que levantan el ánimo (al menos a mí)

Esta es mi lista de canciones que levantan el ánimo, por si la de antes os dejó con ganas de un paseo por las nubes. Hay de todo: clásicos, rarezas, incluso algunas con letras deprimentes , pero que a mí me levantan el espíritu. Empecemos:

Melodía, melodía y después melodía. Ojalá más músicos siguieran el ejemplo de esta chica en la era del Trap y del Reggaeton. El señor del que hablo abajo también tendría algo que aportar al respecto. Ideal para cantarla una mañana de domingo bajo el edredón.

Campiña inglesa, malvas, sauces y una taza de té. No es ni por asomo de las canciones más conocidas de Sir Paul McCartney, pero yo la adoro. Ideal para desayunar tarta de manzana.

Me encanta y los que leáis mi Novelita podréis constatarlo. Si estos chicos no hubieran coincidido en el tiempo con los Beatles y los Beach Boys, otro gallo les habría cantado. A propósito, no se me ocurre un nombre más bonito para una canción. Ideal para silbarla por la calle y ponerte de buen humor.

Seguimos… El ex Velvet Underground dejó muy claro con este disco que, haciendo pop barroco, puede mirar a los ojos a cualquiera. Ideal para romperte los pulmones en la ducha. Nota: Quiero un traje como el de la portada del disco.

¿Estás eufórico y te apetece hacer el gilipollas por la calle? Pues acabas de encontrar la banda sonora perfecta para ese momento. Ideal para desafinarla en una noche de borrachera de vuelta a casa.

¿Sabíais que Mr Diamond escribió este tema para la hija de Kennedy? Yo tampoco, me enteré hace poco leyendo sobre ella (sobre la canción, la hija de Kennedy no me interesa tanto). Ideal para cantarla a gritos con amigos (ver “Beatiful girls”). 

Esta canción es “la cura” (¡qué chiste más malo!) para todo tipo de tristeza. Da igual que mi semana haya sido un desastre, porque “los viernes me enamoro”. Hedonismo del de verdad. Ideal para cantarla mientras bailas.

Larga vida a los 80 y también a los grupos de hoy en día que respiran esa misma onda. Ideal para recibir a los invitados de una fiesta en tu casa (véase Drive, una de mis pelis modernas favoritas).

Bailar, bailar y después, bailar. Lo decía por continuar con la fiesta de antes. Rock con aromas disco.

Debería estar prohibido hacer canciones sin un estribillo decente (en música que pretenda ser comercial, digo) y estos tipos son el mejor ejemplo (por el buen uso que hacen de él, claro). La lástima es que es carne de anuncio. En fin…Ideal para cantarla con amigos (segunda parte).

Espero que os haya gustado. ¿Qué canción crees que encajaría perfectamente en esta lista? Cuéntamelo en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cookie Consent with Real Cookie Banner